Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2010

SE LLAMA LOLA, MI TIERNA LOLA...

Imagen
Asi llegó Lola a nuestras vidas hace un año. Aquí tenía apenas 2 meses de edad.

Siempre tratando de socializar con mi Conchita-Chopo (+)

Aferrada de que cabe en la camita que era de conchita-chopo

Siempre tratando de imitar a Lucas.

Se le borraron sus colores originales, pero aún así esta guapísima!

Lola Patricia ya cumplio un año de edad. Es aún una bebota que persigue mariposas y las trata de agarrar con sus patotas, se sienta encima de la manguera cuando hay que regar, ladra chismosamente cuando encuentra un insecto extraño que le desagrada y desconoce (como una nada tierna tarántula), pisa el agua, tira todo, se moja, y le vale madre embarrarse en la pared, es celosa y si Lucas se se le acerca a Carlos ella se le tira encima para ganar su lugar.

Asi es mi Lola, mi tierna Lola...¡felicidades!

A PRUEBA Y ERROR

Imagen
Esta semana estoy completamente sola a cargo de mi hija, así que mi madre me dio la bendición y me dijo: "hija, ya estas lista para atender a Dominika, no te pongas nerviosa porque se lo trasmites a ella, tu tranquila y todo va a estar bien".
Así que con un nudo en la garganta (no por sentimiento, sino porque me afecto los cambios de clima y me duela la garganta), la deje irse a mi pueblo natal, mientras por ratos, el nervio me invadía por dentro, así que mi primer día sola no estuvo del todo mal, pero tampoco estuvo nada bien.

Tengo que aprender a organizarme, pero sobre todo a tener las cosas a la mano, ya que cuando me senté en la cama para darle el biberón después de su nutritiva leche materna, según yo tenia todo listo, así que puse el control del ipod para ponerle canciones de soda stereo de bebe y que estuviéramos las dos lo mas relajadas posible, pero no se a que le pique y ya estando acomodada con la niña en mis brazos, se cambio la música a una estación de radio meta…

BEBE DE VERDAD

Imagen
Hace algunos meses, pasando la navidad fuimos a casa de mi suegra, ahí estaba Verita, mi sobrina de 9 años con un bebe de juguete, de esos que lloran, comen, hacen pipi y popo. A Verita la vi muy mortificada porque la bebe de mentiras estaba llorando y le acaba de dar de comer. Me llamo mucho la atención verla tan preocupada porque hasta mencionó que se tenia que levantar en la madrugada para darle de comer y le pregunte si realmente querría jugar a ser mama y tener esa muñeca, ella me contesto que estaba esperando ese regalo desde que tenia 4 años.

Eso me puso a pensar, porque a las niñas les llama la atención tener esas responsabilidades aunque sea jugando desde chiquitas, igual a mi sobrina Miranda de 4 años también la había visto arrullar a su muñeca de nombre Isabella. Me dieron ganas de decirle a Verita que soltara esa muñeca y que mejor le hubieran comprado una bici para sentir el aire libre y que se relajara y jugara de verdad.

Recuerdo que mi suegra me pregunto que si yo de chi…