Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2014

EL MARIACHI Y EL INVERNADERO

Imagen
Eran pasada la una de la mañana de un miércoles 30 de agosto del 2000 cuando mi suegra dijo: ¡Al fin voy a descansar! (porque mi sobrina había nacido días antes), cuando en eso se escucha un ¡¡¡Echale mi mariachi!!! y la música retumbó de cuadra a cuadra. ¡Saaal chango! gritaban mis amigas con sus novios mientras yo estaba en medio de la calle con unas flores en la mano, una sonrisota cínica, una chela encima y mi inconsciencia intranquila.

No mamá, no vayas a pensar que tu hija era una rogona que se la pasaba en la calle. No, detrás de esos mariachis y ese detalle impulsivo había mucha historia de amor y desamor, tanto así que días antes Carlos y yo ya ni si quiera nos saludábamos si nos veíamos en el elevador del trabajo.

Aquí la del problema era yo y mi miedo al compromiso y a dejar mi libertad, tanto así que mientras el mariachi me preguntaba que canciones de amor le iban a cantar a mi ex-novio, yo escogía la de El Mariachi loco quiere bailar. Después, todo cambió y me di la oportun…